Devaluación de los autos en el mercado mexicano y cómo mantener su valor

Con el objetivo de dar un panorama más amplio sobre el comportamiento actual del mercado automotriz en nuestro país e informar a los usuarios cuáles son las recomendaciones básicas para reducir la devaluación de sus autos, los expertos en la compra de autos seminuevos Carmatch.mx creamos una guía que recopila los aspectos que mantienen el valor de reventa de un auto, y los que le quitan valor a los mismos.

1. Aspectos que mantienen el valor de reventa

El factor más importante para conservar el valor de cualquier cosa es darle el mantenimiento adecuado, no importa si hablamos de una casa, un gadget, o un auto.

En el caso específico de este último, Carmatch.mx es el experto, y con esta investigación se pretende otorgar a ti como lector la información adecuada para que conserves el valor de tu coche (lo más posible) dentro de los valores mínimos de depreciación.

Existen dos tipos de mantenimiento: preventivo y correctivo; los cuales describimos a continuación.

1.1 Mantenimiento preventivo

Esta especie de cuidados recibe el nombre debido a que tienen lugar antes de que cualquier falla aparezca, por lo que como su nombre lo dice, “previene” cualquier desperfecto que pueda acontecer con tu coche.

El mantenimiento preventivo es todo aquello que se conoce como “servicios” y normalmente se espacian por cierto kilometraje o tiempo. Por lo general, un auto deberá ir a su primer servicio pasados los 10 mil kilómetros, y a posteriori, cada 20 mil kilómetros o seis meses, lo que suceda primero.

Llevar a cabo esta práctica tiene 2 razones importantes: mantener el valor del auto y conservar la garantía. El precio del auto baja drásticamente cuando por falta de servicio deriva en mantenimiento correctivo, que no es más que otro nombre para las reparaciones.

Por poner un ejemplo: un motor está completamente sellado; cuando se atienden los problemas antes de que sucedan, blindamos aquellos accesorios que lo componen —como el alternador, la banda, bobina, etc— por el contrario, si dejamos que sólo uno de sus elementos falle, como una reacción en cadena todo se arruinará, porque entonces habrá que abrir el motor para realizar la compostura y “le quitas lo virgen al motor” afectando la compresión original, dañando las partes involucradas y bajando considerablemente su valor.



  • 1.1.1 Garantía

    En el mismo orden de ideas, algunas marcas ofrecen garantía por tiempo o kilometraje, y ésta se mantiene bajo la condición de realizarle los servicios correspondientes dentro de las agencias autorizadas por la propia firma.

    Una agencia, a diferencia de un taller mecánico, cuenta con estándares de calidad que son reglamentados por especificaciones tan importantes como el ISO, lo cual sirve como un control de calidad en el servicio que recibes y por lo tanto, asegura que los componentes que necesiten cambio —como pueden ser aceite o filtros— sean de la calidad y marca adecuada para el modelo de tu coche.

    Dichos estándares le sirven tanto a clientes como al fabricante para tener la seguridad que el auto está recibiendo el mantenimiento adecuado. De esta manera, se comprueba que las condiciones de uso son las ideales, y por lo tanto, en caso de cualquier falla, la empresa responderá.

  • 1.1.2 Carnet de Servicios

    La manera en que la marca se asegura que existe una continuidad en el mantenimiento preventivo que le corresponde a tu auto es llevando un registro, y para ello existe el carnet de servicios.

    El carnet de servicios es un pequeño libro que se te proporciona al comprar el coche, en el que la propia agencia asienta la información tanto de tu vehículo como de los mantenimientos que se le van realizando. Los sellos, firmas, o cualquier otra forma de validar esta información, verifican que el trabajo se realizó en un centro autorizado y por lo tanto sirven como aval de tu garantía.

    Asegurarte que la garantía conserva su vigencia con un registro detallado de los servicios que ha recibido tu auto es la mejor manera de conservar su valor, ya de que esta manera aplazas las reparaciones futuras y, en caso que algo falle antes, los gastos no correrán por tu cuenta sino por parte del fabricante.

    Si en un futuro decides vender tu auto, el comprador estará confiado en que la compra que está realizando es segura porque tendrá la certeza que no tendrá problemas al poco tiempo de comprar, y eso puede darte una ventaja a la hora de la negociación.

  • 1.1.3 Estética y limpieza

    Hablar de estética o limpieza en un auto no sólo representa el aspirado de vestiduras y lavado o encerado exterior que comúnmente realizas. El mantener la vida de la pintura y materiales en general que componen al vehículo también colaboran a que éste mantenga su valor comercial.

    Las partes plásticas de los autos son a las que menos se les presta atención, pero que al estar bajo el sol pierden brillo y adquieren un aspecto de desgaste, mal visto por cualquier comprador.

    Existen limpiadores especiales para cada parte del auto que debes utilizar a conciencia sobre cada rincón de tu cuatro ruedas. Aunado a esto, se encuentran los servicios de limpieza. Por ejemplo, la limpieza del filtro del aire acondicionado es primordial, ya que este artefacto despide el aire que respiramos con todas las partículas no filtradas que pudiera contener.

    Los filtros del auto no se limpian, por el contrario, se reemplazan después de cierto periodo de tiempo, y en el caso específico del filtro de aire acondicionado, es un servicio extra que debemos solicitar a la agencia aparte de los reglamentarios cada 6 meses.

  • 1.1.4 Falta de mantenimiento preventivo

    Es fácil detectar cuando a un coche no se le ha dado el mantenimiento adecuado, ya que el estado de sus partes reflejan la falta de atención del dueño.

    Uno de los indicadores más confiables es el aceite, ya que éste cuenta con agentes de limpieza que se encargan de mantener al motor en buen estado, por lo tanto, cuando no se han hecho los cambios de aceite y filtros, el motor se ensucia y se llena de una capa de sedimentos que a la larga afectarán en su uso.

    Cuando un coche presenta síntomas de falta de mantenimiento preventivo definitivamente es un factor que hará que su valor descienda considerablemente, ya que si bien aún trabaja con soltura, eventualmente el maltrato que ha recibido se reflejará en su funcionamiento.



1.2 Mantenimiento Correctivo

Cuando hablamos de un problema como tal en cualquier elemento o sistema que compone tu auto, éste necesita corregirse, y de ahí el nombre de mantenimiento correctivo. La realización del mantenimiento correctivo consiste en arreglar un desperfecto para que el auto pueda recobrar el valor que perdió cuando comenzó a fallar.

Como repasamos en el ejemplo anterior sobre el motor y la importancia de mantener la compresión original, algunas reparaciones pueden significar una pérdida inevitable del valor de tu auto. Por el contrario, algunos otros componentes pueden ser reemplazados sin que esto afecte el precio de tu coche, como podrían ser los faros, espejos y otras piezas, debido a que no forman parte de un sistema que se afecte al hacer el cambio del elemento.

Sin embargo, cuando hablamos de reparaciones, corres un segundo riesgo que vale la pena tomar en cuenta: si el coche no se arregla bien, se perjudica directamente el valor de éste. Un “mal arreglo” puede significar desde que las piezas reemplazadas no correspondan (en tamaño, marca, que no sean originales, etc.), o que la pintura sea diferente.

El caso de la pintura es una de las reparaciones más comunes debido a que nadie está exento de un rayón, golpe o descarapelamiento, pero se debe prestar atención a que el arreglo se realice de la forma correcta. Un coche mal pintado puede tener defectos tan sencillos como que el color de la parte reparada no sea igual a la del resto del auto, o algo más grave como que quede emplastado y la diferencia se sienta al tacto. Aunque pueda ser imperceptible para alguien que lo ve en la calle, en agencias de compra se cuenta con un artefacto llamado igualador que mide el nivel de pintura y puede detectar las variaciones de color y opacidad.

Retomando el primer ejemplo en el que hablamos sobre los cuidados de la vida del motor, si la banda de distribución se rompe y afecta a todos los demás componentes, la falta de compresión puede devenir en problemas posteriores, como cascabeleo o mala combustión. Por otro lado, las reparaciones mayores donde se ve involucrada la estructura afectan en gran medida el valor del auto, por la falta de estabilidad que este problema representa.

Cuando se habla de un arreglo a la estructura, probablemente significa que el auto estuvo involucrado en un choque. Aunque más adelante en esta misma investigación hablaremos a fondo sobre la importancia de los reportes de siniestro que emiten las aseguradoras, en este caso se hace la suposición que se arregló el auto después del accidente.

Cuando en una colisión pequeña se cae la salpicadera, basta con reemplazarla o recolocarla y no pasa de ser un detalle estético, en el mayor de los casos. Sin embargo, cuando un choque afecta la tina de la cajuela, por ejemplo, el chasis pierde rigidez; si el chasis no tiene estabilidad, la estructura queda chueca y se desalinearán las llantas o la dirección con gran frecuencia.



1.3 Documentación Vehicular

Tu auto es considerado un bien, así como una casa también lo es. Así que, ¿comprarías una casa sin título de propiedad?, ¿o sin contrato de por medio? Lo mismo sucede con un coche, debes de tener cierta papelería para comprobar la legalidad de la compra y de cualquier otra transacción.

Hay una lista de documentación que debes tener muy en mente cuando pienses por primera vez en vender tu auto. Y además de conservar tu carnet de servicios, como vimos anteriormente, deberás añadir todo lo que se enlista a continuación.

1.3.1 Factura original

Esta parte de la documentación es la más importante, ya que si por algún motivo extraviaste la factura, no hay manera de saber que en realidad el auto es tuyo. Y bajo esta premisa, el comprador que quiera adquirir tu vehículo podrá pensar que el auto es robado o que hay algo que quieres ocultar sobre él.

Si te robaron la factura o la extraviaste es necesario que levantes un acta ante el ministerio público con el fin de asegurarte que nadie pueda hacer mal uso de tan valioso papel. No ahondaremos en el qué hacer cuando no tienes la factura y quieres vender tu auto porque ya tocamos ese tema en el artículo ¿Cómo puedo vender mi auto sin factura?

Sin embargo, en el supuesto que seguiste todos los pasos correctos y obtuviste una copia de tu factura original, tu auto pierde valor sólo por el hecho que el documento no es el original, muy a pesar que tenga validez oficial.



1.3.2 Factura con desglose de accesorios

Por otro lado, si tú al comprar tu auto en la agencia, añadiste algún paquete extra con loderas, antifaz, canastilla portaequipaje, añadiduras en spoiler, faldones, o cualquier otra modificación, la factura debe contener un desglose de todos aquellos accesorios adicionales que fueron puestos en tu auto.

Más adelante en este mismo estudio profundizaremos en la importancia de una factura desglosada, sin embargo, podrás deducir que los accesorios añaden valor, y por lo tanto, deben constar en un papel oficial para que puedas exigir un precio adecuado por todo el conjunto.

1.3.3 Pagos

Ten en cuenta que estar al día con el pago de los impuestos correspondientes a la posesión de un vehículo evitará que tu auto pierda valor simplemente porque no cuenta con los pagos al día.

Cuando quieras vender tu auto deberás descontar el costo de tenencias no pagadas, refrendos atrasados y las multas que tengas pendientes, además de un costo extra por el pago de un gestor o por el tiempo de la persona que tendrá que realizar los trámites que tú no hiciste cuando debiste.



1.3.4 Verificación

En el mismo orden de ideas se encuentran las verificaciones vehiculares, sin embargo, estas últimas merecen una mención especial debido a que se cree que porque un coche se encuentra regido por el programa Hoy No Circula, éste se devaluará después de ciertos años porque ya no pasará la evaluación. Sin embargo, esto es un mito que se generó de acuerdo a un modo de otorgar los hologramas de circulación, donde un modelo menor a 8 años del año en curso deja de circular.

Para la verificación vehicular, cabe recalcar que es más importante pasar los exámenes de calidad de emisiones que la antigüedad misma del auto. Por esta razón, la devaluación se dará cuando las condiciones del auto no sean las aceptadas por el verificentro y no porque un auto tenga muchos años en circulación.

1.3.5 Reporte de siniestros

El contar con un seguro vehicular y tener una póliza que te respalde no le da ni le quita valor a tu auto, ya que no hay manera en que puedas traspasar ese contrato a otra persona. Sin embargo, los reportes de siniestro que generó la aseguradora en el tiempo en el que fuiste dueño del auto sí son muy importantes.

Como se mencionaba en la sección de mantenimiento correctivo, un mal arreglo o un choque que haya afectado la estructura son muy graves, implican mucho riesgo, y por lo tanto, bajan considerablemente el valor de tu auto.

Es por esta razón que tener un papel que valide el monto por el que la aseguradora evaluó los daños puede servirte para comprobar el costo exacto que perdió tu auto y evitar que un comprador oferte muy por debajo de este precio, como sucedería si no tuvieras este papel oficial.

Las agencias tienen manera de consultar un portal que funciona similar a un buró de crédito, en el cual se encuentran los datos de los coches siniestrados, por lo que mentir sobre el estado de tu auto cuando sabes que ha perdido mucho valor, no es una buena opción.

2. Aspectos que afectan el valor de reventa

Sin embargo, aún y cuando realices todo el mantenimiento adecuado, hagas las reparaciones a tu vehículo en tiempo y forma, conserves toda la documentación adecuada, y estés al día en el pago de impuestos, hay agentes que cambian el valor de tu auto que están completamente fuera de tus manos.

El valor que tiene tu auto de manera efectiva en el mercado depende de muchos factores y existen algunas malas prácticas o descuidos en los que se puede caer que devienen en una baja al valor del vehículo.

A continuación te presentamos una lista de ambas variantes, de las bajas de precio inevitables, y una recomendación para evitar aquellas malas prácticas que te pueden llevar a tener una pérdida de valor con tu vehículo.



2.1 Cambios de línea y primeros modelos

Un cambio de línea se refiere al paso de una generación a otra dentro de la versión de una marca de un coche. Por ejemplo, el Jetta 2019 es una generación arriba del Jetta 2018, la sexta generación de este sedán de volkswagen se produjo del 2011 al 2018, mientras que la séptima nació para los modelos 2019.

Aunque continuamente se están modificando las versiones de los autos para añadir detalles cromados o accesorios diferentes, los cambios de línea corresponden a modificaciones mayores a lo que se venía produciendo; retomando el ejemplo del Jetta, en esta última generación se cambió incluso la plataforma sobre la que está hecho, por lo que creció algunos centímetros y modificó ligeramente su forma.

Cuando estos cambios significativos suceden, la generación anterior pasa a ser obsoleta, igual que como sucedería con un smartphone o una computadora. Por ello, el valor de una versión anterior baja considerablemente.

Un fenómeno similar sucede con los modelos descontinuados, ya que una vez fuera del mercado será muy difícil encontrar piezas originales para repararlo, situación de la que repasaremos la importancia en el siguiente capítulo.

Por otro lado, comprar un coche que acaba de salir al mercado representa un riesgo considerable debido a que –como en todo– las primeras versiones siempre presentan fallas en alguno de sus sistemas. Cuando estas deficiencias se dan a conocer, las agencias realizan campañas para vender los modelos en los que aún no se corrigen los desperfectos.

De alguna manera, el primer modelo siempre es experimental, por lo que los cambios de línea representan (por lo general) el arreglo de dichas fallas y mejoras, ya sea en cuanto a equipamiento o motorización. Como podrás asumir, nadie querrá comprar un coche que sabe que fallará en cualquier momento.

Aquí una vez más sale a relucir la importancia de mantener la garantía del coche, ya que si compras un auto de primera línea y éste sale defectuoso, cuando presente defectos podrás hacer valer la garantía en la agencia donde lo compraste.

Por el contrario, si perdiste el respaldo de la marca por cualquiera de las razones que antes mencionamos (hacer servicio en otro lado, o no hacerlo), los arreglos correrían por tu cuenta; y si el desperfecto es importante, por ejemplo, que la caja de velocidades esté mal, gastarás una fortuna por una compostura que no fue provocada por un mal uso sino por un defecto de fábrica.



2.2. Kilometraje

Un coche bajo uso normal viajará 20 mil kilómetros en promedio al año, por lo que cualquier suma por arriba de esa cifra delatará el uso rudo que se le haya dado. Un kilometraje alto ronda los 40 mil kilómetros al año, y en algunos casos, sobrepasa los 60 mil.

Si realizas viajes muy largos por carretera, fácilmente rebasarás dicha cifra, sin embargo en ciudad será difícil porque la mayor parte del tiempo estarás detenido en el tráfico.

Darle uso de ciudad a un coche significa que tendrás permanentemente castigada la caja de velocidades, y se desgastarán antes los frenos y soportes, debido a que constantemente estarás frenando y acelerando.

Mientras que en carretera no tendrás siquiera la necesidad de usar las primeras tres velocidades, ni hay tanta necesidad de frenar, por lo que la exigencia de todas las partes involucradas es menor.

Cuando tú quieres vender un auto con kilometraje alto, no tienes manera de comprobar que los recorridos fueron hechos en carretera o en ciudad, simplemente se asumirá que el coche se usó demasiado.

Normalmente, un kilometraje alto está relacionado a que el vehículo se usó como taxi o transporte de personal, y por lo tanto es difícil venderlo, o el precio al que te compren estará muy castigado. De esto entramos en detalle previamente cuando explicamos ¿Qué es el efecto Uber y cómo te afecta para vender tu auto?.



2.3 Desgaste

El desgaste de un auto es importante porque es otro factor que delata si a un auto se le dio un uso rudo o no se le hizo el mantenimiento estético adecuado. Esto se nota en el estado de los interiores, como por ejemplo, el volante, el tablero, o la palanca de velocidad. Y en cuanto al exterior, en el clutch, la transmisión, amortiguadores, los soportes —o si es estándar— incluso la caja de velocidad.

Estos daños, sobretodo en la parte mecánica, están muy ligados al estilo de manejo, ya que las malas prácticas y vicios al conducir se pueden apreciar en el mayor deterioro que alguna pieza pueda sufrir. El desgaste revela que se le dio un uso constante o un mal trato en un corto tiempo.

Los arreglos que corresponden en este caso, atienden al mantenimiento preventivo, aunque sea únicamente de forma estética. Sin embargo, en un servicio normal de agencia no están incluidos estos cuidados.

Los cambios de piezas o vestiduras son un servicio extra que debes solicitar al concesionario en caso de necesitarlo. El reemplazo de alguno de estos elementos no baja el valor, sin embargo, conservar la pieza original en mal estado sí lo hace.

Cabe recalcar que aún cuando se le haya dado un uso rudo al vehículo, si éste recibió los cuidados necesarios, entonces estará considerado como si hubiera tenido un uso menor o como si estuviera prácticamente nuevo. Esta práctica te será de gran ayuda si tu coche ha pasado por más de un propietario, ya que una larga lista de dueños afecta la percepción de cuidado, sólo por tener un número alto.

Es decir, una persona por añadidura creerá que un auto que ha pasado por 6 dueños diferentes vale menos que uno que es de único dueño, simplemente porque se asume que entre más dueños más desgaste ha sufrido. Aunque esta aseveración es cierta, si cada dueño le ha dado el mantenimiento adecuado, o el último dueño se encargó de cambiar las piezas, el auto puede estar impecable.

Una vez más recalcamos la importancia del historial de facturas, ya que aunque el mercado puede castigar el precio de un coche con muchos dueños, si el vehículo cuenta con la documentación en orden cronológico de todos los endosos traseros correspondientes, esto servirá como prueba que existió un cuidado al detalle por todos los dueños anteriores y desvalidará la creencia del mal uso como mera percepción.

Dale a tu auto el cuidado correcto, encera la pintura exterior incluyendo las partes plásticas, pues con el tiempo irán perdiendo color y con ello su valor. Los rayones y abolladuras, aunque disminuyen la apreciación, están considerados como daños que no están en control personal, por lo que si le estás dando mantenimiento al auto, la pérdida se puede minimizar.

Si cambias alguna parte del vehículo (incluyendo las llantas) deberías de reemplazarla por un producto de la misma marca, por las razones que enlistaremos a continuación.

2.4 Piezas faltantes y tuning

Un riesgo que corres cuando reparas un auto es que sus piezas no correspondan con las originales, lo cual afecta en su valor. Lo más importante al arreglar un coche es que por ningún motivo dejes que falte una pieza y, por el contrario, te fijes en que ésta sea original, ya que cuando intentes venderlo, una pieza que no corresponde a la marca se toma en cuenta como faltante, debido a que los componentes de otro fabricante no tienen valor alguno.




De hecho, si tú le haces modificaciones al auto mismo y le agregas bocinas u otros aditamentos comunes del tuning, éstos no suman valor al auto y, por el contrario, lo bajan de precio. Esto sucede porque para un comprador no existe manera de verificar que las piezas que añadiste son originales o siquiera recomendadas para combinar con tu auto.

Lo que debes hacer cuando tuneas un coche es conservar todas las piezas originales, y cuando quieras venderlo, sacarle todo aquello extra que pusiste y dejarlo como te lo entregaron en la agencia. Con esto te aseguras que no se clasifique con piezas faltantes en el registro de un vendedor.

La única manera en la que puedes comprobar el valor de un aditamento es que venga descrito en la factura, de otra forma no tiene ningún valor. Por eso es importante que cuando compres tu coche en agencia y agregues cualquier clase de accesorios extra como fascia de otro color, loderas o detalles cromados, estos aditamentos estén reflejados en la factura.

Es obligación de la agencia desglosarlo en tu nota original, si no lo hacen, es como si hubieras tuneado tu coche y hubieras puesto los accesorios por tu cuenta y por lo tanto no tienen valor alguno. Es tu derecho que la factura esté detallada con todo lo que tu auto incluye; asegúrate que corresponda a la versión y el equipamiento correcto, junto con los paquetes de complementos que hayas añadido. Este papel será el único que avale el valor real de tu auto, y sin él no hay manera de comprobar algo diferente.

2.5 Duplicado de llaves

Cuando vendes un auto a una agencia, el que hayas perdido la segunda llave que te fue proporcionada, bajará en precio respecto al costo mismo del control remoto, y el monto dependerá únicamente de cuánta tecnología tenga integrado. No es el mismo costo para una llave simple, que para otra que es electrónica con mandos a distancia. El costo de un mando inteligente ronda los $4 mil pesos, mientras una llave sencilla puede costar sólo $300 pesos.

Sin embargo, cuando se trata de ventas a particulares, pregúntate con qué seguridad vas a adquirir un coche del cual no sabes el paradero del artefacto capaz de abrir tu propiedad. Mientras que en una agencia te descontarán el precio de la llave, en una compraventa privada esto puede costarte la confianza del posible comprador y al final arruinar la transacción.



2.6 ISAN

Cuando adquieres un auto nuevo existen pagos implícitos que están integrados en el precio total, como son los impuestos y el propio margen de ganancia de la agencia.

En específico para los coches nuevos, existe un pago fiscal conocido como ISAN, acrónimo para “Impuesto Sobre Autos Nuevos”, y el cobro del mismo está definido dependiendo del valor del auto que hayas comprado. Entre más caro sea el auto que compraste, mayor será la cuota que tendrás que pagar, y por lo tanto, menos valdrá tu coche con respecto al valor inicial al que lo adquiriste.

Es decir, un auto premium el cual su costo está entre el último rango ($471 mil - $817.32 en adelante) paga un 17 por ciento más una cuota fija, sólo en el impuesto correspondiente al ISAN.

Por poner un ejemplo, un Mercedes Clase A, hasta el día que se realizó esta investigación cuesta $496 mil pesos. De acuerdo a la tabla que se describe a continuación, $32 mil 944 pesos del total corresponden al impuesto ISAN.

Esto quiere decir que esos casi $33 mil pesos no corresponden al valor real de tu auto, sino a costos generados por su compra, en este caso específico, sólo a un impuesto.

Límite Inferior $ Límite Superior $ Cuota fija $ Por ciento para aplicarse sobre el excedente del límite inferior %
0.01 262,120.84 0.00 2
262,120.85 314,544.95 5,242.33 5
314,544.96 366,969.27 7,863.66 10
366,969.28 471,817.31 13,106.06 15
471,817.32 En adelante 28,833.24 17

Cuando pagas un coche, el precio está englobado entre todo lo que tienes que liquidar incluyendo impuestos, por lo cual es fácil que asumas que pagaste cierta cantidad por un auto cuando en realidad su valor real no es aquella cantidad que tú entregaste.

Para que sepas cuánto pierde un coche al salir de la agencia, te invitamos a leer nuestro Informe Especial anterior en el que hablamos sobre ¿Cuál es la depreciación de un auto en México?.

En dicho estudio podrás darte una mejor idea sobre por qué tu auto vale 27 por ciento menos el mismo día que lo sacas de la concesionaria. También se abordó brevemente el impuesto ISAN, sin embargo, la diferencia entre la sección que aborda este tema y la investigación anterior es que la tabla que aquí se encuentra es la actualizada al año 2018.

En este estudio igualmente ahondamos sobre todos los componentes de esta sección, abarcando de manera más específica todos aquellos factores que afectan el valor de reventa.



3. Top 20 coches que más y menos se devalúan en México

En nuestro Informe Especial anterior –que dedicamos enteramente a la depreciación y los factores que envuelven este tema– incluimos un conteo con los 20 coches que más se devalúan en nuestro país, al igual que su contraparte con los 20 autos que menos se deprecian.

Para esta nueva investigación decidimos ir un paso más allá y aventurarnos dentro de los 20 coches que más y menos se devaluaron para el año 2018.

Los datos surgen de la base de datos interna de Carmatch y los cientos de coches que se compran semana a semana.

A fin de generar una muestra más homogénea se excluyeron los autos de súper lujo, los camiones ligeros, de carga, y sus diversos tipos de carrocería, incluyendo los vehículos de trabajo.

El estudio considera el cambio de precio entre un auto nuevo 2017 y su paso a usado en 2018, promediado entre cada grupo de versión y marca.

3.1 Los 20 autos que más se devalúan en México
Posición Marca Modelo Porcentaje
1 Lincoln Navigator -37.7
2 Chevrolet Malibu -33.8
3 Lincoln MKC -33.8
4 Audi A8 -32.1
5 BMW X5 -31.1
6 Volkswagen Tiguan -31
7 Mercedes Benz Clase V -31
8 Volkswagen Crossfox -30.9
9 BMW Serie 4 -30.7
10 Audi Q7 -30.6
11 jaguar F-Pace -30.4
12 Chevrolet Camaro -30.4
13 Volkswagen Vento -30.4
14 Infiniti QX80 -30.2
15 Mercedes Benz Clase CLS -30.2
16 Ford Expedition -29.4
17 Renault Duster -29.1
18 Ford Fusion -29.11
19 Peugeot 301 -29
20 Crevrolet Aveo -28.9
3.2 Los 20 autos que menos se devalúan en México
Posición Marca Modelo Porcentaje
1 Smart Forfour -16.8
2 Toyota yaris -17.4
3 Honda CR-V -18.8
4 Nissan Juke -19.1
5 Toyota Avanza -19.1
6 Toyota prius -19.9
7 Kia Sportage -20.3
8 Toyota Corolla -20.5
9 Honda Fit -20.6
10 Seat León -20.6
11 Mazda MX-5 -20.8
12 Honda Civic -21.1
13 Nissan Note -21.2
14 Jeep Wrangler -21.3
15 suzuki S-Cross -21.4
16 Jeep Patriot -21.9
17 Ford Escape -21.9
18 Fiat 500 -22
19 Honda Accord -22
20 Chevrolet Spark -22.1

Como era de esperarse, las marcas de autos premium son las que más se devalúan por los fenómenos que explicamos previamente en el estudio: ¿Cuál es la depreciación de un auto en México? donde ahondamos en el fenómeno de la pérdida de valor en el primer año de un coche nuevo de agencia.

Como gran sorpresa, dentro de la lista de los más devaluados se encuentran el Volkswagen Vento, Ford Fusion y Chevrolet Aveo; de los más vendidos y populares de nuestro país.

Como excepción importante en este rubro se encuentra el Mazda MX-5, pues por lo general, modelos recientes suelen devaluarse más rápido, por lo que su aparición en la lista de los autos con menos devaluación es un fenómeno a resaltar.

Por otro lado, los menos devaluados conservan la naturaleza de ser vehículos utilitarios en su mayoría, por lo que dedicamos una sección exclusiva para los coches de esta clase.

3.2.1 Vehículos utilitarios menos depreciados en 2018
Posición Marca Modelo Porcentaje
1 Ford F-150 -11.6
2 Toyota Tacoma -15.1
3 Crevrolet Colorado -18
4 Nissan NP300 -21
5 Dodge Ram -21.2

La depreciación promedio por versión para el 2018 resultó ser 24.4%, dato no incluido en las listas anteriores pero igual de importante para mencionar.

4. Caso de estudio

Cuando hablamos sobre depreciación y arrojamos porcentajes y cantidades al aire, a veces puede ser algo confuso si no tenemos un ejemplo real con el cual identificarnos. Por eso, decidimos realizar una comparativa entre un dueño que ha cuidado bien de su auto dándole el mantenimiento adecuado en tiempo y forma, contra otro que no lo ha hecho tan bien; para identificar la pérdida o ganancia real que existe en dinero.

Los valores de baja de precio en relación con composturas y golpes fueron sacados de la misma fuente del Informe Especial pasado, publicamos una tabla con el coste de cada reparación común para un coche de acuerdo a su tipo de gama.

Para este caso la comparativa es de la siguiente manera:

Alejandra es dueña de un Smart Forfour, el cual tiene un precio de lista de $261 mil pesos, ya que es dueña de la versión de entrada: “Passion“; mientras que Fernando es dueño de un Lincoln Navigator Reserve con un precio de lista de $1 millón 725 mil 600 pesos.

Si suponemos que el precio de lista mencionado (el cual es el que actualmente refleja la página oficial de cada marca) no ha cambiado desde 2017, cuando se hizo la compra de cada vehículo, entonces una afectación del -16.8 por ciento para el Smart y un -37.7 por ciento para la Lincoln queda en:

$43 mil 848 pesos menos para el Smart, y $650 mil 551 pesos de pérdida para la Lincoln, lo cual deja su precio para 2018 en $217 mil 152 pesos para el Forfour, y $1 millón 75 mil 49 pesos para la Navigator.

Ale se encargó de cuidar su Smart Forfour, le dió el mantenimiento preventivo adecuado y logró conservar la garantía hasta el día de hoy, además, Ale lee la Revista Carmatch y sabe cómo conducir correctamente porque leyó un artículo al respecto, por lo que el clutch, la caja de velocidades, el motor y demás componentes, están impecables.

Mientras que Fer, por otro lado, olvidó llevar a su camioneta a servicio a los 6 meses, por lo cual su Navigator está sin afinar y los soportes están desgastados por un mal manejo. Fer tuvo un pequeño roce con un auto en un mal frenado, por lo que la fascia frontal está algo dañada, además, por la falta de servicio sumado a un mal manejo, los frenos se desgastaron prematuramente. Y como ya lo mencionamos en un capítulo anterior, la falta de servicio hizo que perdiera su garantía.

Ale utiliza su auto para ir y volver del trabajo, trayecto que le toma 45 minutos diarios en el tráfico, mientras que Fer viaja de Polanco a Axapusco todos los días hacia la planta eléctrica en la que trabaja, por lo que el kilometraje de su auto corresponde a largos y varios viajes en carretera.

Recorriendo 60 kms diarios, por día laboral, la Navigator de Fer tiene un kilometraje dentro de los estándares normales pero ligeramente alto correspondiente a los 20 mil kilómetros. Sumado a todo esto, cuando Fer valuó su coche, los interiores estaban sucios.

Servicio o daño Smart Forfour Lincoln Navigator
  Aumento o Baja Aumento o Baja
Falta de afinación $0 -$3,500
Soportes desgastados (motor y caja) $0 -$6,000
Facia con daños $0 -$2,000
Frenos desgastados $0 -$2,000
Interiores sucios $0 -$1,000
Kilometraje $0 -$2,000
Garantía $0 -$0
Total $0 -$16,500

De esta manera, con los ajustes de precio que se realizaron, Fer terminó perdiendo $16,500 pesos más de lo que se había depreciado su auto normalmente, mientras que Ale, sólo perdió el monto original de la depreciación promedio.

Es importante resaltar que la garantía en este caso no sube ni baja de precio porque corresponde a una valuación con una agencia de compra-venta y no con un particular.

Además, bajo esta cuenta, existe un 1.53 por ciento extra de pérdida del valor para la Navigator, que aunque no parece mucho, hay que considerar, pues los autos pierden valor no sólo cada año sino cada mes.



5. Conclusión

Un auto al que se le da mantenimiento constante, alargará la vida de sus partes aplazando lo más posible las reparaciones y, por lo tanto, manteniendo su valor con gran diferencia a un auto que se devaluó por arreglos mal hechos y falta de cuidado del dueño del vehículo.

La depreciación promedio de un vehículo en México correspondiente al primer año de uso es de -24.4 por ciento, por lo que esta cantidad es la que deberías esperar perder cada año por tu auto aún con buenos cuidados y atenciones de tu parte.

Los coches de gama alta tienden a devaluarse mucho más con respecto a lo que sucede con autos más comerciales, y con gran diferencia de los vehículos utilitarios que tienden a tener valores muy bajos en la depreciación anual.

Debes concentrarte en tener buenas prácticas con tu auto aún y cuando no estés pensando en venderlo próximamente, ya que con esto incluso estarás ahorrando dinero correspondiente a todas aquellas reparaciones de las que te salvaste sólo por llevar un registro simple de los servicios del auto.

Organizar tu papelería entre documentación del propio auto y el seguro, también te hará la vida más fácil con los trámites que tengas que resolver con tu auto.

También es importante recalcar que la pérdida de valor del primer año de vida de un vehículo después de salido de la agencia corresponde a otro tipo de gastos en los que incurre el vehículo y no a su valor per sé, por lo que aún tratando de revenderlo nuevo, habrá una pérdida significativa entre impuestos y el margen de ganancia de una agencia.


¿Qué auto quieres vender?