Qué hacer si chocas un auto y no tienes seguro vehicular

Qué hacer si chocas un auto y no tienes seguro vehicular

Según cifras del INEGI, al 2017 el parque vehicular de México consta de más 40 millones de autos; considerando que un 60 por ciento de éstos no están asegurados, por probabilidad, en un choque seguramente al menos uno de los implicados no contará con un seguro para automóvil.

Pese a que en 14 estados diferentes, incluyendo la Ciudad de México, es obligatorio un seguro vehicular que cubra responsabilidad civil, y las multas van desde los 20 a los 40 salarios mínimos por no tenerlo, aún no se ha logrado que un porcentaje mayoritario de mexicanos esté protegido por una aseguradora en el caso de un choque vehicular.

Animated GIF-source

Tan sólo en nuestra ciudad se registran más de 400 mil accidentes al año, por lo que no estamos exentos de vivir una situación como ésta.

¿Te has preguntado qué hacer si chocas un auto y no tienes seguro?

Carmatch.mx te responde.

  • Lo primero —como en cualquier otra emergencia— es mantener la calma, prende tus intermitentes y asegúrate que tus acompañantes y tú estén bien físicamente, de lo contrario, marca a los números correspondientes para solicitar asistencia médica.

  • Para la Ciudad de México ya está habilitado el 911 como teléfono para cualquier tipo de emergencia, número oficial que vino a reemplazar el 065 de la Cruz Roja y el 060 de la policía. Cuando te contesten, proporciona tu nombre completo, ubicación, y un breve resumen de lo acontecido.

  • De no haber heridos en tu auto, y que tú mismo te encuentres en las condiciones para ayudar, baja y asegúrate que los ocupantes del otro coche se encuentren bien.

  • Sé amable y evita discutir con el otro conductor o sus acompañantes; de notar que la otra persona no quiere dialogar, busca a un policía que pueda mediar la situación.

  • Si hubo heridos, asegúrate de que una vez que hayas contactado con los servicios de emergencia lo comuniques a todos los involucrados para que no se duplique la información.

  • Si al establecer contacto con el otro conductor, él te avisa que tiene seguro, al menos podrás tener un respiro ya que ellos se encargarán de enviar asistencia médica al lugar, en caso de ser necesario.

Sin embargo, no porque el otro sí cuente con una póliza significa que te habrás librado de pagar los daños en los que has incurrido. Si el accidente fue tu culpa, la compañía de seguros está en todo su derecho de cobrarte en su totalidad el costo de las reparaciones automotrices o gastos médicos que su cliente requiera, ya que el deducible es un beneficio que sólo se otorga al asegurado, y el seguro paga únicamente cuando su asegurado fue el que ocasionó el accidente, salvo que su póliza diga lo contrario.

Según datos de la Revista Siniestro, 5 de cada 10 hospitalizados por un accidente vial adquieren una deuda 100 por ciento mayor a su ingreso mensual, por lo que sumando los gastos de hojalatería, tu cuenta puede ascender a cantidades estratosféricas.

El ajustador del otro vehículo será el encargado de negociar contigo antes de pasar a instancias legales; una vez evaluado el daño, te pedirá la cantidad de dinero proporcional a los gastos de reparación. Cuando hayas pagado, el ajustador te extenderá un recibo por la cantidad entregada y ambos podrán irse a sus casas.

Según el portal El Tiempo, costear el arreglo de un auto involucrado en un accidente puede representar desde el 10 hasta más del 40 por ciento del valor comercial del auto.

Y, según el propio Código Penal, los daños a la nación pueden costarte entre $300 mil y $4 millones de pesos; mientras que una indemnización por lesiones u homicidio puede ascender hasta los $5 millones de pesos.

Es importante recalcar que en caso de que una de las personas del otro auto fallezca, debes seguir el protocolo de emergencia que previamente te recomendamos, ya que si huyes del lugar, automáticamente pierdes el derecho a fianza y agravará la pena que te sea impuesta.

De no estar de acuerdo con la suma pedida por el ajustador o de no contar con ella en el momento, deberán trasladarse a un Juez Cívico, al igual que se haría si ninguno de los dos estuviera asegurado.

Si esto último fuera tu caso, deberás alertar a la autoridad de tránsito más próxima —si es que no se ha acercado ya a auxiliar—. El policía se encargará de mediar entre las partes por si ninguno cuenta con seguro de auto, además de agilizar el tráfico si fuera necesario. Él será quien los traslade o contacte con el Juez Cívico que resolverá su situación, o en incidentes más graves (donde ocurra una muerte o alguno esté alcoholizado) serán enviados directamente al Ministerio Público.

En la CDMX hay un Juzgado Cívico en cada delegación, por lo que serán redirigidos al más cercano al lugar del accidente.

El policía de tránsito no está autorizado para retener ningún documento tuyo o del coche, como licencia o tarjeta de circulación, así que no debe pedírtelos. También es importante decir que no cualquier patrulla está calificada para mediar este tipo de accidentes, sólo la patrulla vial.

Ambos autos serán consignados al corralón mientras los peritos determinan de quién fue la responsabilidad del accidente, esto con el fin de que quien resulte culpable se vea obligado a pagar lo que le corresponde.

De no determinarse culpabilidad alguna tras el examen (que sí es posible) únicamente se emite un informe de la investigación y nadie está obligado a pagar los gastos del otro; la única cuota que se debe liquidar es el arrastre y cada día que tu vehículo haya pasado en el corralón: $900 y $400 pesos, respectivamente.

De ser encontrado un responsable por el accidente, pagas el monto determinado (más arrastre y corralón) y aquí terminará el problema.

Pero si hay algún desacuerdo con el dictamen del Juez Cívico, entonces se levantará una demanda y ésta pasa a ser gestionada a manos del Ministerio Público donde se realizará un segundo avalúo.

Y entonces sí, el proceso será lento y tardado hasta que haya una resolución, y claro, deberás pagar por los honorarios de un abogado que lleve tu caso hasta que éste tenga fin.

Como ves, los gastos no terminan el mismo día del percance, por lo que te sugerimos ampliamente contratar un seguro y evitar toda esta situación. La póliza puede cubrir la responsabilidad civil (reparación de autos dañados, pérdidas de propiedad personal o de terceros, tratamiento médico y demandas por daños y perjuicios) de manera parcial o en su totalidad.

En este artículo te damos 5 consejos para elegir la mejor aseguradora para tu automóvil

No olvides estar pendiente de secuelas que puedan sufrir tanto tú como tu vehículo después del accidente, por lo que se recomienda agendar una revisión un mes más tarde del suceso.

Animated GIF-source

¿Tienes dudas o preguntas? Cuéntanos en la sección de comentarios.

Recommended for you

Cómo vender tu auto chocado en México

Cómo vender tu auto chocado en México

Yazmín Reynoso Zaragoza

¿Quieres vender tu automóvil chocado o descompuesto? Hay opciones para poder vender tu carro y obtener dinero en efectivo. Carmatch te dice cómo.

Ver más
Cómo encontrar una buena escuela de manejo en México

Cómo encontrar una buena escuela de manejo en México

Yazmín Reynoso Zaragoza

¿No sabes conducir y estás buscando una escuela de manejo? Te damos las recomendaciones necesarias para encontrar los mejores cursos de manejo en México.

Ver más
¿Cómo resolver una disputa con tu compañía de seguros?

¿Cómo resolver una disputa con tu compañía de seguros?

Alejandra Cruz

¿Tienes problemas con tu aseguradora de autos? Te tenemos algunos tips que te pueden ayudar a resolver una disputa de manera fácil y rápida con tu compañía de seguros.

Ver más
Las carreteras más peligrosas de México

Las carreteras más peligrosas de México

Gabriela Barboza

¿Conduces mucho en carretera? Carmatch te dice cuáles se registraron como las carreteras más peligrosas en México en 2016 para que tomes tus precauciones.

Ver más