Cómo financiar la compra de un auto con mal historial crediticio

Cómo financiar la compra de un auto con mal historial crediticio

Sólo el 1% de la gente puede pagar el precio completo de su coche en una sola transacción, mientras que la mayoría de los mortales tenemos que confiar en un préstamo de coche para poder financiarlo a través de pagos mensuales durante un cierto número de años. El tipo adecuado de financiamiento puede proporcionarte el coche que necesitas, así como los pagos mensuales que no perjudiquen tu cartera.

La buena noticia es que el financiamiento de automóviles ha evolucionado hasta un punto en el que incluso aquellos con un historial de crédito malo o ningún historial en absoluto, pueden calificar para un financiamiento para comprar un auto. Si no tienes ningún crédito no te desesperes, porque en este artículo Carmatch te muestra cómo se puede financiar un coche ya sea que tengas un buen historial crediticio o uno malo.

Evalúa tus finanzas

Antes de siquiera pensar en solicitar un préstamo, necesitas tener en cuenta cómo están tus finanzas e identificar cuánto puedes realmente asignar hacia los pagos de la compra de un coche y otros gastos de la propiedad del automóvil, tales como: seguro, mantenimiento, reparaciones y combustible. Los prestamistas te tomarán más seriamente si puedes hacer un pago inicial fuerte y mantener los pagos mensuales muy por debajo del 33,3% de tu ingreso mensual bruto. Así que lo ideal es que ahorres un poco para poder dar un buen anticipo.

Conoce tu puntaje de crédito

Tu puntaje de crédito puede determinar cuánto pagarás por tu préstamo, incluso si ya sabes que tienes un mal historial de crédito te va a beneficiar mucho saber la cantidad real que puedes pedir prestada. Una puntuación de crédito buena puede ayudarte a obtener una tasa de préstamo menor para el pago de tu auto. También es importante confirmar la exactitud de tu puntaje de crédito, ya que una pequeña corrección puede ayudarte a convertirlo de malo a bueno.

Comprueba las tasas de préstamo de automóviles

Si ya has reducido tu búsqueda a tres o cinco automóviles, aprovecha las calculadoras de préstamos proporcionadas por los diferentes proveedores de seguros para ayudarte a estimar los pagos. No asumas que por tener poco o ningún crédito, tú única opción de financiamiento es ir directamente con el concesionario a solicitar el crédito. Es un hecho bien conocido que obtener un mal financiamiento al momento de comprar tu auto te puede resultar muy caro, por lo que será mejor que investigues y busques opciones que te sean más asequibles. Visita los bancos locales o las cooperativas de crédito que ofrecen préstamos de coche para la gente con mal historial crediticio. Estas instituciones tienden a ser más flexibles que los grandes bancos y son definitivamente más asequibles que los concesionarios de coches al momento de otorgar un crédito.

Considera la duración del préstamo

Identifica qué coches están dentro de tu presupuesto y recuerda que condiciones de pago más largas pueden otorgarte mensualidades más bajas a expensas de intereses más altos durante todo el período en el que tienes que pagar el préstamo. Algunos prestatarios ofrecen términos de préstamo de hasta seis años e incluso más. Si el ahorro de dinero es una prioridad para ti, entonces necesitas elegir el plazo más corto que tiene el menor impacto en tu economía.

Obtén un fiador

Si alguien en buena situación financiera está dispuesto a respaldar tu préstamo de auto, él o ella te puede ayudar a convencer a los prestamistas de tu capacidad de pago. Un fiador puede garantizarle al prestamista el cumplimiento de los pagos, por lo que puede ayudarte significativamente a conseguir el préstamo deseado.

Deja de comprar por unos meses y empieza a ahorrar

Si no puedes obtener un préstamo para comprar tu coche debido a tu situación financiera, es posible que debas retrasar la solicitud del crédito por unos meses, una vez que tu situación mejore. Por ejemplo, tal vez la razón por la que no fue aprobado es porque tenías poco o ningún crédito. No te desanimes: una puntuación de crédito baja no es tan mala si se acompaña de un flujo constante de ingresos que avalen que podrás cumplir con los pagos mes con mes.

Obtén financiamiento directamente con el concesionario

Si realmente necesitas un coche lo antes posible, ve a las agencias para pedir un financiamiento. Los concesionarios aprueban los préstamos para automóviles con bastante rapidez incluso a personas con mal historial crediticio, aunque a una tasa de interés más alta que la mayoría de los proveedores. Siempre y cuando estés seguro de que puedes pagar las mensualidades, no hay ningún motivo para que no solicites el financiamiento directamente con el concesionario.

Compramos tu auto en 1 hr

Te preocupa la garantía? Nuestros autos poseen un seguro de MAPFRE que cubre los problemas con el auto durante los primeros 3 meses.