5 Tipos de financiamiento para comprar un auto en México

5 Tipos de financiamiento para comprar un auto en México

Hoy en día, la mayoría de los mexicanos estamos más abiertos a la hora de solicitar un financiamiento para comprar un auto nuevo o seminuevo. Esto gracias a una mayor transparencia en el proceso de financiación, mejores precios y al acceso a más información a través de Internet que permite a los compradores de automóviles que están más informados sobre los beneficios y los riesgos de conseguir un coche en financiamiento.

Si estás interesado en obtener un crédito te presentamos una lista de los tipos de financiamiento de automóviles disponibles en México para que puedas elegir la mejor manera de pagar por tu auto:

Animated GIF-source

Préstamo para comprar un coche a través de un banco

Los bancos suelen ser la ruta de financiamiento más fácil porque lo más probable es que ya tengas una cuenta con alguno de ellos. Si buscas una tasa de interés baja, entonces un banco es de las mejores opciones. Los procesos de solicitud y aprobación son generalmente rápidos, ya que es fácil para ellos obtener la información necesaria para procesar el crédito. Incluso cuando todavía estás pagando por el coche, tú apareces como propietario y no el banco.

Con un préstamo bancario para comprar un automóvil, puedes extender la amortización mensual hasta por cinco años, aunque es importante tener en cuenta que el monto total a pagar será mayor que con un préstamo más corto. Además, debes asegurarte de que tienes un buen historial crediticio, de lo contrario puede resultar difícil que te aprueben el préstamo.

Préstamo a través de un arrendatario

En un contrato de arrendamiento de automóviles, el prestamista compra el coche y luego lo alquila al prestatario. El prestatario paga al prestamista con pagos mensuales fijos y es responsable de cualquier mantenimiento y reparación que el coche pudiera necesitar durante el plazo del contrato de arrendamiento. Una vez que el período de arrendamiento expira, el prestatario tiene la opción de devolver, refinanciar o comprar el coche mediante el pago de la cantidad restante. A diferencia de la financiación de automóviles a través de los bancos, el prestatario no es el propietario del coche sino hasta el final del contrato.

Préstamo con garantía hipotecaria

Las instituciones financieras están cada vez más dispuestas a prestar dinero a los prestatarios si pueden usar su casa como fianza. El dinero obtenido de un préstamo dejando como garantía una casa se puede utilizar para una variedad de propósitos, como financiar la compra de un coche nuevo o usado.

Préstamos de concesionarios

Los préstamos obtenidos con un concesionario para comprar un auto, como su nombre lo indica, son préstamos ofrecidos directamente por los concesionarios a sus clientes compradores de automóviles. Los concesionarios están bien conectados con diferentes financiadoras y esto puede ayudarte a obtener una aprobación de financiamiento de una manera más rápida sin la necesidad de tanto papeleo. Dicho esto, es importante que realices una investigación para entender las tasas y los términos que te ofrecen, ya que los distribuidores tienden a cobrar las tasas de interés más altas entre todos los proveedores de financiamiento de automóviles. Según los expertos de la industria, las tasas de interés de los concesionarios pueden ser hasta un 5 por ciento más altas que las de préstamos tradicionales. Eso puede no parecer mucho a primera vista, pero definitivamente agregará una cantidad significativa a largo plazo.

Tarjeta de crédito

Siempre y cuando tu límite de crédito sea lo suficientemente alto, es posible comprar un coche con una tarjeta de crédito. Sin embargo, no todos los distribuidores aceptarán este modo de pago para un financiamiento, y pueden cobrar ciertos honorarios si lo hacen. Algo a favor de las tarjetas de crédito es que muchos de ellos permiten cero por ciento de interés en compras por un período de tiempo, así que si puedes pagar el coche durante este período, evitarás pagar interés.

¿Cómo funciona el interés del financiamiento de automóviles?

Normalmente, el interés en un préstamo de auto se calcula utilizando un esquema de "interés simple". En este esquema, el monto que el prestatario debe pagar se calcula multiplicando el capital original por el tipo de interés, multiplicando luego el resultado por el período de tiempo. Si el capital original representa 'P', el tipo de interés representa 'R', y el período de tiempo representa 'T', entonces la ecuación para calcular el interés simple es:

                                IS = PRT

El interés simple es muy diferente del interés compuesto, el cual asciende a un costo mucho mayor para el prestatario. Es por esto que si te dan la opción entre estos dos tipos de interés, siempre debes insistir en elegir un préstamo de interés simple.

¿Cómo obtener el mejor acuerdo de financiación de automóviles?

Sigue estos consejos para obtener el mejor acuerdo de préstamo para comprar tu vehículo.

Ve el panorama general

Mientras que los pagos mensuales bajos son más atractivos, considera la cantidad total que tienes que pagar para completar el pago total de tu coche. Créditos con una tasa baja pero a largo plazo podrían costarte mucho más dinero que tomar un crédito a corto plazo con tasas más altas.

Visita diferentes proveedores de préstamos

Los diferentes proveedores de préstamos, e incluso los diferentes concesionarios de la misma marca de automóviles, pueden diferir en sus ofertas de financiamiento. Algunos incluso ofrecen grandes descuentos por sus coches en venta, especialmente si se trata de un vehículo que ya no se producirá. Visita a tantos proveedores de financiamiento como puedas, pide una cotización y luego compara y contrasta sus tasas. Te recomendamos utilizar una calculadora de financiamiento en línea para saber cuánto vas a pagar por cada cotización.

Mejora tu historial crediticio

Es posible negociar mejores tarifas para comprar un auto si tienes un buen historial de crédito. Conoce tu puntaje de crédito para obtener una pre-aprobación para un financiamiento.

Sé paciente

No firmes nada enseguida. Evalúa cuidadosamente los términos y condiciones de todas las cotizaciones que obtengas antes de cerrar un trato. Si hay algo que no entiendas, puede ayudarte contratar a un asesor financiero.

Animated GIF-source

¿Te gustó este artículo? Compártelo y déjanos tus dudas en la sección de Comentarios.