¿Me conviene el leasing para comprar un auto?

¿Me conviene el leasing para comprar un auto?

Aunque ya tienen muchos años los contratos de leasing en las agencias automotrices, pocas personas son realmente los que utilizan este esquema para adquirir un automóvil en nuestro país.

En Carmatch.mx nos preocupamos porque conozcas todas las posibilidades que tienes para la compra de un auto. Es por eso que en esta ocasión hablaremos sobre el leasing o arrendamiento de un auto: qué es y cuáles son sus ventajas y desventajas para que puedas llegar a una conclusión cuando te preguntas: ¿me conviene el leasing para comprar un auto?

El leasing es un tipo de contrato que nos sirve para la financiación de un bien de manera que paguemos una cuota en cierta periodicidad y por determinado tiempo, a fin de que cuando termine el contrato tengamos la opción de comprarlo, realizar la devolución del mismo o la prórroga del contrato.

Animated GIF-source

La diferencia con otros tipos de contratos similares como el renting o el arrendamiento, es que en este contrato el arrendador (el que presta) está obligado a poner a disposición de compra el bien determinado en el contrato, al contrario de los otros contratos que esta opción no está disponible para el arrendatario (el que busca el préstamo).

El monto que hay que pagar una vez terminado el contrato para la adquisición del bien se denomina residual y se desglosa de la diferencia entre el costo pagado y el costo actual del bien, es decir, se calcula la diferencia entre la depreciación del auto y el monto pagado, sin incluir los intereses y otros cargos por la renta.

En este tipo de esquema, el arrendador conserva la propiedad del bien, prestándonos únicamente el derecho de uso, es así, que en nosotros como arrendatarios recae cualquier mal uso del mismo, así como las reparaciones o pérdidas.

En el caso del leasing para autos, el concepto ha venido ganando fuerza bajo el nombre de “arrendamiento puro”; es más utilizado por empresas o pymes que por personas físicas debido a sus ventajas; aunque no por eso se limita a ofrecer beneficios para las personas morales, es más bien la falta de conocimiento en el mercado sobre este modelo lo que lo ha llevado a su poca utilización.

Para una empresa la mayor ventaja es que no pierde capital vital para funcionar, puede adquirir auto (s) nuevo(s) de alto precio que ingresan dinero a la empresa a cambio de pagos mínimos en comparativa.

Para un particular funciona muy parecido, pues permite que mantengas tu capacidad de endeudamiento, es decir, no pierdes tanto porcentaje de tu sueldo en el pago de la mensualidad ya que los pagos son mucho más pequeños.

Para ambos, las ventajas son:

● No necesita de enganche

● Las rentas son deducibles de impuestos

● Los costos de mantenimiento se reducen ya que el modelo es nuevo

● Mantienes la tasa de interés del año en el que compraste durante todo el plazo

● Puedes renovar el auto en cada plazo y así manejar siempre un modelo nuevo

● No te preocupas por vender el vehículo una vez que ya no lo quieras

● Amortiguas la depreciación del vehículo por sacarlo de la agencia

● Aprovechas la última tecnología comprando modelos nuevos

Aunque son pocas, sí existen las desventajas en este modelo de adquisición de vehículos.

Por ejemplo, existen penalizaciones por exceder el kilometraje esperado para recorrer en el año; en muchas ocasiones te cobran por cada kilómetro de más que haya marcado tu auto, siendo éste el golpe más fuerte al bolsillo, ya que aumenta el monto del valor residual, por lo que muchos optan por un cambio de vehículo o prórroga del contrato.

Tampoco es posible entregar el auto antes de que haya vencido el plazo determinado en el contrato, es decir, si queremos deshacernos del vehículo antes de esta fecha, la única manera sería a través de un traspaso del contrato de arrendamiento.

Además, al final del contrato si decides realizar la compra, se te cobrará un monto adicional por todo lo que disminuya el valor de reventa del auto.

Por otro lado, no podrás realizar modificaciones físicas al coche si así lo quisieras, ya que la misma empresa restringe cualquier tipo de cambios al aspecto del auto.

También tendrá que correr por tu cuenta asegurar el bien y pagar las cuotas que por ello correspondan.

Y por último, y quizá lo menos grave, es que estás obligado a permitir que inspeccionen el auto que adquiriste por cualquier fin que la empresa arrendadora así lo decida.

Es así que, si ponemos en una balanza lo ya dicho, veremos que hay muchas más ventajas que desventajas, por lo que casi podríamos asegurar que el leasing es una excelente opción para adquirir un auto, pero lo ideal es que busques opciones con empresas de leasing de autos y compares tus opciones.

Animated GIF-source

¿Tienes dudas o comentarios? Cuéntanos en los comentarios a continuación.

Recommended for you

¿Cómo cerrar un trato cuando estás vendiendo un auto?

¿Cómo cerrar un trato cuando estás vendiendo un auto?

Gabriela Barboza

¿Estás vendiendo tu auto seminuevo? Carmatch te brinda algunos consejos para entender a los compradores y cerrar el trato al vender tu coche usado.

Ver más
Qué hacer y qué no hacer al solicitar financiamiento vehicular

Qué hacer y qué no hacer al solicitar financiamiento vehicular

Andrés Gallardo

¿Vas a solicitar financiamiento para comprar un automóvil? Aquí te decimos qué hacer y qué no hacer al solicitar un crédito para comprar un auto en México.

Ver más
¿Cómo comprar tu primer auto?

¿Cómo comprar tu primer auto?

Victor Acosta

Has ahorrado por mucho tiempo y ya estás listo para comprar tu primer auto. Carmatch te da algunos consejos para que compres tu auto de la mejor manera.

Ver más