¿Con qué frecuencia cambiar el líquido de la transmisión?

¿Con qué frecuencia cambiar el líquido de la transmisión?

"¿Cuándo debo cambiar mi líquido de transmisión?" Si te has hecho esta pregunta, la respuesta dependerá en gran medida de muchos factores, incluyendo el uso de tu vehículo, las recomendaciones del fabricante de automóviles, etcétera. Algunos colegas puede que te hayan dicho que necesitas reemplazar el líquido de transmisión cada 24.000 kilómetros. Puede que incluso te hayan dicho que debe cambiarse cada 10.000 ó 12.000 kilómetros. Para saber la respuesta correcta, puede que primero te ayude saber para qué sirve el líquido de transmisión del coche.

¿Qué es el líquido de transmisión?

El líquido de transmisión es un fluido viscoso que lubrica, limpia y protege todas las partes móviles del sistema de transmisión. En automóviles de transmisión automática, este líquido actúa como refrigerante y mediador que entrega la potencia del motor a la transmisión.

Éstos tienen diferentes nombres dependiendo de la transmisión del automóvil. Mientras que las transmisiones automáticas sólo tienen un tipo de líquido, los de transmisión manual pueden utilizar una amplia variedad de aceites incluyendo:

  1. Aceite de motor regular
  2. Aceite de engranaje hipoide
  3. Aceite de motor de transmisión automática (en algunos casos)

Para saber qué tipo de líquido utiliza tu automóvil consulta el manual del propietario.

¿Debe cambiarse el líquido de transmisión como lo recomienda el manual del propietario del auto?

Sí. Sin embargo, vale la pena señalar que la frecuencia con que se debe realizar este servicio varía dependiendo del modelo y del fabricante. Por ejemplo, la recomendación del fabricante para muchas transmisiones automáticas es de reemplazar el líquido cada 48,000 kilómetros. Sin embargo, muchos piensan que este intervalo es demasiado largo y recomiendan que el reemplazo sea cada 24,000 kilómetros. Los automóviles de transmisión manual son totalmente diferentes, por lo cual lo más recomendable es consultar el manual del propietario.

¿Qué afecta la calidad del líquido de transmisión?

Ciertos hábitos a la hora de conducir pueden afectar severamente la calidad del líquido de transmisión, como el constante frenado del automóvil, el recorrido de largas distancias y manejar el automóvil en terrenos ásperos; estos factores pueden ocasionar el desgaste prematuro del líquido de transmisión lo que a su vez requiere de un cambio de líquido más frecuente. Algunos de los problemas asociados con el deterioro del líquido de transmisión son:

  1. Desplazamiento rígido del automóvil
  2. Ruido o vibraciones inusuales que provienen de la transmisión
  3. Deslizamiento del engranaje
  4. El automóvil avanza inexplicablemente
  5. Reacción retardada al hacer el cambio de velocidades

¿Cómo se deteriora el líquido de la transmisión?

Las condiciones descritas anteriormente a la hora de manejar pueden elevar la temperatura de la transmisión. Este aumento de temperatura se transfiere al líquido de la transmisión lo que hace que a temperaturas más altas de lo normal el líquido de la transmisión no pueda realizar sus funciones como la de enfriar.

Con la transmisión desgastada, comienza a haber fricción y esto a su vez puede ocasionar la contaminación del líquido de la transmisión, afectando así el rendimiento. Si esto no se arregla, puede que se termine lubricando a algunas piezas móviles de la transmisión con partículas de metal u otros contaminantes, lo que acortará la vida útil del sistema. El resultado de esto puede ser una costosa reparación de la transmisión, e incluso el reemplazo de todo el sistema de transmisión. Evita esto cambiando el líquido en el momento adecuado.

¿Cómo verificar el líquido de la transmisión?

Si sueles conducir en condiciones extremas, debes comprobar el nivel y la condición del líquido de transmisión con más frecuencia. Esto puedes hacerlo retirando la varilla medidora de la transmisión que se encuentra dentro del compartimiento del motor. Realiza esto mientras la palanca de cambios está en posición de “neutral”. Para comprobar, limpia la varilla del nivel, luego vuelve a insertarla en la transmisión y retira.

Si se encuentra por debajo del nivel indicado, entonces será momento de llevar el vehículo al servicio para reemplazar el líquido de la transmisión. Incluso si el nivel está bien, es preferible cambiarlo si el líquido huele a quemado o se ve contaminado por partículas. Ocasionalmente, cuando el líquido está contaminado debe de cambiarse por completo incluso antes del periodo especificado por el fabricante.

Una vez más, dependiendo de tu coche el fabricante recomendará si es necesario o no reemplazarse en absoluto. Incluso si el manual del usuario dice que el fluido de la transmisión durará lo mismo que la vida útil del automóvil, lo más recomendable es comprobar el nivel periódicamente, ya que puede haber fugas.

En el servicio

Cuando llevas a tu automóvil de manera regular al servicio, el técnico puede sugerir un cambio de líquido de transmisión. Incluso si te muestran que el líquido se encuentra oscurecido, esto no necesariamente significa que se necesita un reemplazo. Consulta el manual del propietario y las recomendaciones del fabricante para comprobar que un cambio es inminente. Además, esto te dará la oportunidad de solicitar precios en diferentes lugares.

_ ¿Bombear o no?_

Para acelerar el proceso del reemplazo de fluido de transmisión, algunos talleres emplean una máquina para sacar el fluido viejo hacia fuera y bombear el nuevo. A pesar de que esto ahorra mucho tiempo, la mayoría de los fabricantes no lo aconsejan. Es importante saber el tipo de método de reemplazo del líquido que tu automóvil requiere antes de aceptar cualquier procedimiento.

Algunos fabricantes de automóviles exigen el uso de su propio líquido de transmisión, y advierten que el uso de otros líquidos puede ser peligroso para el sistema. Así mismo, los diferentes tipos de transmisión tienen diferentes filtros que necesitan ser limpiados o reemplazados junto con el cambio del líquido. Para asegurarse de que el líquido de transmisión y los procedimientos sean los correctos, lo mejor es que el trabajo se realice en un centro de servicio autorizado o concesionario.

¿Cuándo fue la última vez que reemplazaste el líquido de la transmisión?

Si nunca has reemplazado el líquido de la transmisión y tu coche tiene más de 100.000 kilómetros en el odómetro, ¿deberías de cambiar el líquido de transmisión? La respuesta depende de a quién le preguntes: algunos técnicos sugieren que lo mejor es posponerlo hasta que encuentres problemas. Algunos otros, incluso, dicen que la transmisión de un auto viejo no va a tener un buen rendimiento con un líquido nuevo.

Es difícil imaginar que un líquido nuevo puede dañar el sistema, así que si ha pasado mucho tiempo desde el último reemplazo de líquido, realiza el trabajo lo antes posible si es que deseas conservar tu auto unos años más. Dicho lo anterior, si ya estás encontrando problemas con tu transmisión, como deslizamiento del engranaje o cambios bruscos, debes de estar consciente que un reemplazo del líquido de transmisión no será la solución del problema.

Compramos tu auto en 1 hr

Te preocupa la garantía? Nuestros autos poseen un seguro de MAPFRE que cubre los problemas con el auto durante los primeros 3 meses.