5 puntos a revisar durante una prueba de manejo

5 puntos a revisar durante una prueba de manejo

Comprar un automóvil nuevo o usado sin hacer una prueba de manejo es como meterse a un río sin saber la profundidad de éste. Una prueba minuciosa es fundamental para disfrutar de la compra de tu coche y es la mejor manera de saber que un coche funciona correctamente.

La prueba de conducir se vuelve aún más importante si estás comprando un auto de segunda mano y funciona como una garantía ya sea para autos nuevos o usados. Durante una prueba de manejo no dudes en pedir más tiempo u otros horarios para conducirlo, ya que esto te permitirá conocer el coche durante la noche para asegurarte que todo está en un perfecto estado de funcionamiento. Si no estás seguro sobre lo que tienes que verificar durante una prueba de manejo, aquí te decimos diez cosas que debes de hacer antes y durante la prueba:

1. Realiza una revisión exterior del coche

Antes de abrir la puerta del conductor, hay ciertos aspectos del vehículo que necesitas comprobar. Éstos incluyen:

  • Estado de los neumáticos
  • Fugas de líquido debajo del vehículo
  • Signos estéticos como golpes

Esto puede ser un indicador de problemas mayores en el vehículo. Si observas algo raro en esto, no dudes en preguntarle al vendedor para que te explique. Piensa en el vendedor como alguien que trabaja para ti. Si la persona parece distraída, agresiva o no parece saber mucho sobre el vehículo y su condición, tal vez lo mejor sea considerar otro coche para comprar.

2. Inspecciona la cabina

Cuando entres en el auto, lo primero que debes considerar es si te puedes sentar cómodamente en el asiento del conductor. ¿Tienes suficiente espacio para las piernas, y el volante y los frenos están en una buena posición? También asegúrate de que tu columna vertebral esté cómoda para prevenir dolores de espalda. Después, comprueba los otros asientos para mayor comodidad, e inspecciona los detalles interiores para ver si son de tu agrado.

Mientras estás sentado en el asiento del conductor, revisa los diferentes sistemas para saber si están en buen funcionamiento: desde el aire acondicionado hasta los diferentes interruptores y mandos del sistema eléctrico. Toma nota de cualquier característica que no funcione, ya que un malfuncionamiento puedes utilizarlo para negociar el precio. Mientras estés en él, abre y cierra todas las puertas y ventanas. Si tienes hijos, asegúrate de que el seguro de puertas para niños funcione correctamente. En este punto todo debe funcionar correctamente. No olvides comprobar el sistema de seguridad, como las cerraduras y la alarma.

3. Enciende el coche

Con el motor en marcha, escucha cualquier sonido inusual no sólo del motor, sino también de las diferentes partes del vehículo. Arranca y frena para asegurarte que los mecanismos funcionan correctamente.

4 . Durante la prueba de manejo del coche

¿Encendiste la radio durante la inspección? Ahora es el momento de apagarlo para que puedas prestar más atención al camino y al auto. A medida que lo manejas, esto es lo que necesitas revisar:

  • Comprueba el funcionamiento del motor - Escucha el motor e incluso saca la cabeza para identificar cualquier sonido sospechoso. Realiza esto a una velocidad baja y acelera lentamente. Comprueba que no salga ningún tipo de humo.

  • Evalúa su desplazamiento y manejo - Cambia las velocidades y evalúa cómo se comporta el auto cuando se acerca al límite de velocidad. Asegúrate de que es silencioso y que acelera sin problemas. Gira en las esquinas y verifica si el volante se siente más pesado. Al hacerlo, monitorea constantemente la temperatura del motor. Esto te dirá si el motor se está esforzando demasiado, lo que te dará una indicación de su estado general. Si el coche tiene control de crucero, comprueba si está funcionando y si se engancha cuando golpea los frenos o el embrague.

  • Evalúa la alineación de la suspensión - Lleva el automóvil a un estacionamiento o camino abierto con tráfico vacío o mínimo, y luego suelta el volante para saber si se desvía hacia un lado, lo cual es un signo claro de llantas desalineadas. Si sientes vibraciones cuando frenas, los frenos pueden estar desgastados. Asimismo, confirma que los frenos funcionan y no hacen que el vehículo se desvíe cuando se presionan.

  • Revisa el giro - Mientras te encuentres en el estacionamiento o camino vacío, prueba el radio de giro del automóvil. Gira las ruedas de tope a tope y observa cualquier ruido anormal. Hacer esto te dirá si el coche tiene problemas al girar en su límite. Si no hay ruido alguno significa que prácticamente no hay ningún problema.

  • Conduce en diferentes terrenos - No tengas miedo de ir sobre diferentes caminos. Conduce tanto como sea posible en las condiciones diarias en las que utilizarás el coche, y concéntrate en el paseo. Si oyes ruidos de golpes, esto puede indicar un problema con la suspensión, lo que implica que el coche no es apto para conducir y mucho menos para comprarlo.

5. Obtén una segunda opinión

Si eres un conductor nuevo y no tienes idea de cómo notar ruidos ni cosas inestables en un auto durante una prueba de conducción, es posible que desees llevar contigo a alguien con más experiencia. Puede ser un familiar o amigo que ya lleve un buen tiempo manejando, o incluso un técnico profesional. Si tienes presupuesto para ello, contrata a un mecánico para que evalúe el coche usado para una inspección minuciosa. Puede ser que tengas que desembolsar unos cuantos pesos de más, pero será dinero bien gastado al comprar un coche que estás seguro funciona correctamente.

Lo esencial de una prueba de manejo es notar los detalles lo mejor posible. Si hay problemas con el coche que te interesa comprar, asegúrate de comentarlo con el vendedor o distribuidor cuando estés negociando el precio. Aquí lo más importante es que estés seguro de que el coche funciona bien y es adecuado para ti.

¿Qué auto quieres vender?