Las 7 refacciones más comunes para tu automóvil – Parte 2

Las 7 refacciones más comunes para tu automóvil – Parte 2

En la parte uno de las 7 refacciones más comunes para automóviles, hablamos sobre los componentes de nuestro auto que con más frecuencia deben cambiarse, como los diferentes tipos de filtros, bujías y batería, por mencionar algunos ejemplos; en esta segunda parte, continuamos la lista de las piezas que deben reemplazarse más seguido.

Al igual que en la primer entrega, detallaremos la funcionalidad de cada refacción automotriz, el estimado de su vida útil, cómo detectar fallas y las consecuencias que pudiera ocasionar el pasar por alto las necesidades de cambio en tu automóvil.

1) Líquido de frenos

Líquido de frenos automóvil

El líquido de frenos es un aditivo que se encarga de transferir la energía del pedal de freno a las llantas, maximizando la fuerza con la que los frenos actúan y evitando el desgaste de las partes involucradas en ejecutar el frenado de un automóvil.

También se encarga de evitar la corrosión de las partes metálicas y colabora en la resistencia a las altas temperaturas a las que se ve sometido el sistema.

Debido a la composición del líquido de frenos, con el tiempo éste recoge humedad del ambiente, perdiendo así sus propiedades y ocasionando una percepción de que el freno no funciona o provocando rechinidos al pisar el pedal.

__Si el líquido de frenos no se cambia, puede ocasionar picaduras en los cilindros, lo cual devenirá en fugas de presión.__Es por esto que es de vital importancia estar al pendiente de su correcto funcionamiento.

Su desgaste depende del estado de las balatas, los hábitos de manejo, el estado del sistema de suspensión y el mantenimiento general que ha tenido la maquinaria.

Hay que revisar con frecuencia el nivel del líquido de frenos y verificar que no haya olores, coloración extraña o cambios en la consistencia. Se recomienda cambiarlo cada 70 mil kilómetros o cada dos años.

El tipo de líquido que se debe usar viene indicado en el manual de usuario o en la tapa de depósito de los frenos.

2) Balatas

Balatas automóvil

Conocidas también como pastillas de fricción, las balatas son compuestos a base de asbesto que producen la fricción soportada en las zapatas que presionan al tambor durante el frenado de un automóvil; esta fricción es la que hace que la velocidad se reduzca hasta detener el vehículo.

El buen estado de las balatas resulta en un frenado seguro y silencioso de un coche, ya que significa que están en el punto exacto en el que se aferran con seguridad al tambor y lo detienen sin bloquearlo.

Existen balatas delanteras y traseras y se diferencian principalmente por su tamaño y composición, siendo las primeras las que se desgastan más, y que por lo tanto, requieren de un reemplazo con mayor constancia.

El periodo de vida de las balatas no está especificado, ya que cada fabricante las produce con diferente composición, y dependiendo de ésta es la duración de vida que tienen. Sin embargo, se recomienda revisarlas cada 10 mil kilómetros aunque no se cambien, pues pueden durar en promedio 50 mil kilómetros o más.

Su desgaste depende —entre otras cosas— del hábito personal de manejo, y se refleja en: frenos con rechinido, frenos que vibran, que el coche se siga moviendo aún pisando el freno, o que éste se mueva hacia un lado al frenar.

3) Bomba de agua

Bomba de agua automóvil

La bomba de agua es el mecanismo encargado de hacer circular por el sistema de refrigeración el anticongelante y así colaborar a mantener el motor a la temperatura necesaria para su correcto funcionamiento.

Únicamente entra en acción cuando el motor de un auto está en marcha y su función es la de hacer escapar el calor e intercambiarlo de lugar para su disipación en el exterior.

La bomba de agua hace una apertura controlada para dejar pasar la cantidad de líquido refrigerante necesaria para mantener el motor con un equilibrio térmico ideal.

El tiempo de vida de una bomba de agua no tiene una estimación fija, su desgaste depende del mantenimiento que se le haya dado a las demás piezas que conforman el sistema como la correa y el radiador.

Por eso, debemos de estar atentos a las señales que indiquen que necesita un cambio, esto es, cuando la bomba tiene una fuga, se traba o produce una erosión en las palas de su hélice.

Si sospechamos que existe una falla en la bomba, podemos dejar un cartón seco debajo de la bomba para detectar fugas pequeñas o simplemente fijarnos que el indicador de temperatura se mantenga en los niveles adecuados. También, que la correa que lo sujeta se mantenga tensa.

Una falla no atendida en la bomba podría significar al largo plazo una avería importante del motor, esto debido a las altas temperaturas a las que está sometido el mecanismo.

De no presentar fallas con anterioridad, se recomienda reemplazarla al mismo tiempo que la banda de distribución, de la cual hablaremos más adelante en esta lista.

4) Banda de accesorios

Banda Accesorios automóvil

Esta correa recibe el nombre debido a su función, que es la de conectar los diferentes accesorios de los sistemas de un automóvil, como la bomba de agua, el alternador y el aire acondicionado, por mencionar algunos.

Trabaja al poner en sincronía las diferentes poleas que transmiten la fuerza del motor, la carga del alternador y otras bombas. Se acciona al poner en marcha el motor.

Como la función de esta banda es poner en acción los distintos sistemas que existen en la maquinaria, su correcto funcionamiento es vital para la utilización de nuestro vehículo. Si la banda dejara de funcionar, esto detendría la alimentación del alternador, lo que resultaría en un corte en la electricidad suministrada a la batería del coche; además, se dejaría de enfriar el motor ya que no funcionaría el sistema de refrigeración.

El indicio más notorio de que algo anda mal con la banda sería que dejaran de funcionar algunos de los mencionados componentes, la segunda señal más evidente sería escuchar el rechinido de la banda durante el arranque o al estacionarse, y el tercero, sería que en una revisión visual de la banda, ésta esté incompleta, rota o rayada.

La vida útil de la banda de accesorios no está definida y depende de su calidad, antigüedad y uso. Algunos aseguran que su vida ronda los 160 kilómetros aunque esta cifra va a variar completamente; lo recomendable es sustituirla al mismo tiempo que la banda de repartición.

5) Banda de distribución

Banda Distribución automóvil

La banda de distribución es una tira de hule (generalmente) con unas ranuras que se acoplan a unos círculos dentados llamados piñones y que se encarga de transmitir el movimiento del cigüeñal hasta el árbol de levas, y con ello, sincronizar la apertura y cierre de las válvulas que permiten el encendido del motor. En algunos automóviles también forma parte del sistema de refrigeración, al transmitir el movimiento de la bomba de agua.

Cada fabricante determina el tiempo de vida de la banda de distribución, aunque también depende del kilometraje recorrido, las temperaturas climáticas a las que está sometido el automóvil, si hay mucho polvo, humedad constante o si es un uso de ciudad (donde no recorre mucha distancia, pero sí pasa mucho tiempo en funcionamiento).

Se estima que las bandas de distribución duran en promedio 150 kilómetros ó 5 años máximo, pero si están sometidas a las condiciones mencionadas anteriormente este estimado disminuye considerablemente.

Podemos notar un desgaste en las bandas si encontramos dificultad en el encendido, el auto tiembla, o existen ruidos extraños; normalmente el daño se hace visible en forma de rasgaduras y roturas.

Si ésta llegara a romperse, las válvulas golpearán los pistones, destruyendo las partes que componen el sistema y causando daños severos al motor (a veces irreparables).

6) Radiador

Radiador automóvil

El radiador es un componente del sistema de enfriamiento mediante el cual se disipa el exceso de calor de la máquina. Hace circular el líquido refrigerante y lo pone en contacto con el exterior para que éste se enfríe y mantenga el motor y sus componentes a la temperatura adecuada.

Está compuesto por un grupo de tubos, dos tanques y un ventilador que en conjunto forman el recorrido del líquido refrigerante desde el motor hasta el exterior. Los radiadores más modernos están hechos de aluminio y plástico, y de metal los más antiguos, los primeros duran de 8 a 10 años, y los segundos, pueden durar toda la vida.

Con el tiempo se pueden formar grietas en los componentes del radiador o incluso corrosión en el núcleo, lo que sería el primer indicio de próximas averías.

Normalmente, sólo con mantener limpio y con la cantidad correcta de anticongelante, el radiador no debería dar problemas.

Las fallas más comunes con el radiador se tratan de fugas, rejillas obstruidas y otros desperfectos, que de no atenderse, pueden producir rechinidos en las juntas y una avería mayor y más grave a nivel motor.

7) Soportes de motor

Soportes motor automóvil

Los soportes del motor son unas placas de metal con un bloque de goma en medio que unen el motor al chasis y actúan como aislante de los golpes que pudiera recibir el motor al estar en movimiento el auto.

Además de proteger el motor, gracias al diseño de estas placas, las vibraciones y ruidos del exterior no son perceptibles para los pasajeros, lo que significa que es una pieza importante para asegurar el confort dentro del auto.

Se calcula que los soportes del motor tienen aproximadamente una vida útil de 35 a 95 mil kilómetros; los indicios de que es hora de cambiarlos se reflejan en gomas rajadas, débiles o separadas de las placas metálicas.

Puedes percibir su daño si al acelerar escuchas golpes, y éstos van en aumento mientras revolucionas el vehículo. Incluso, se puede sentir en la caja de cambios, pues como están conectados, al moverse el motor se mueven las varillas de cambios.

Si faltan o se dañan los soportes, el motor no se desprende de su lugar, pero es muy fácil que se mueva y dañe los componentes que se encuentran aledaños; las piezas que conectan al motor pueden incluso desprenderse y causar roturas costosas.

Recommended for you

Las 7 refacciones más comunes para tu automóvil – Parte 1

Las 7 refacciones más comunes para tu automóvil – Parte 1

Yazmín Reynoso Zaragoza

Te enlistamos las autopartes más comunes, su función, cada cuánto cambiarlas y las señales a las que debes de estar atento para su mantenimiento.

Ver más
Cómo darle mantenimiento a las piezas de tu automóvil

Cómo darle mantenimiento a las piezas de tu automóvil

Andrés Gallardo

Darle un buen mantenimiento a tu auto te ayudará a darle más tiempo de vida. Sigue estos consejos sobre cómo mantener sus autopartes y ahorra tiempo y dinero.

Ver más
¿Cuáles son los autos con el costo de mantenimiento más bajo?

¿Cuáles son los autos con el costo de mantenimiento más bajo?

Alejandra Cruz García

¿Quieres conocer los autos más baratos para conducir en ciudad? Carmatch te ha preparado una lista de los autos con el costo de mantenimiento más bajo.

Ver más