Cómo conducir un coche con transmisión manual

Cómo conducir un coche con transmisión manual

Ya sea porque quieres aprender a manejar de cero o porque estás acostumbrado a conducir un coche automático, saber cómo conducir un coche manual siempre será de gran utilidad.

La realidad es que aunque no es algo complicado de hacer, sí es importante conocer la teoría antes de aventurarte a la práctica y este artículo pretende orientarte sobre cómo empezar a manejar un coche con transmisión manual.

Lo primero es familiarizarte con el coche: ubica la palanca de velocidades, siente los pedales con tus pies, asegúrate de alcanzarlos con facilidad y acomoda correctamente tu asiento.

Colocar el asiento y la palanca

La manera correcta de colocar el asiento es teniendo el pie a fondo en el embrague y que tu rodilla quede flexionada.

La palanca la encontrarás en la consola central, donde te marcará con un esquema en forma de “H” los números del 1 al 5 (ó 6, si es tipo sport) y una “R” de reversa. Por lo general están acomodados de la misma manera en todos los autos, lo único que difiere es la reversa, pues mientras en algunos coches se encuentra en la misma posición que la primera (sólo que subiendo o apretando hacia abajo la palanca), otros lo tienen en la parte de atrás donde iría la sexta (en el caso de un coche de 5 velocidades).

Los pedales

Respecto a los pedales en los coches estándar, éstos son tres en lugar de los dos habituales de los coches automáticos. De izquierda a derecha, encuentras primero el clutch, luego el freno y por último el acelerador.

El clutch es tu mejor aliado en el volante

Arrancar el motor de transmisión manual

Ahora lo que sigue es arrancar el auto. La manera de hacerlo correctamente es verificar primero que el coche no vaya a moverse de manera inesperada al encender el motor, por lo que debes asegurarte que se encuentre en punto muerto y tenga el freno de mano colocado.

Para estar en “punto muerto” la velocidad tiene que estar en neutral, por lo que hay que presionar el clutch hasta el fondo y mover la palanca al centro; de estar bien colocada, la palanca podrá moverse con mucha facilidad hacia los lados.

Sin quitar el pie de clutch, hay que poner el pie en el freno y entonces proceder a encender el auto.

Y ahora a manejar

Para poder comenzar a avanzar, tienes que pasar el coche a primera, es decir, a la velocidad que tiene el número “1”, y con el pie hasta el fondo en el embrague debes adelantar la palanca sin forzarla; luego, hay que realizar tres movimientos simultáneos: sacar el pie del clutch, pisar el acelerador y quitar el freno de mano.

La coordinación entre estos últimos tres movimientos te costará trabajo al principio, ya que debe existir una relación perfecta entre lo lento que se saca el pie del embrague y la velocidad a la que pisas el acelerador. Hacerlo de una manera incorrecta hará que el coche se apague.

El clutch es tu mejor aliado en el volante

El secreto para conducir un coche manual está en sacar el clutch lentamente y una vez que sientas movimiento, pisar el acelerador con un poco más de fuerza. Si en algún instante sientes que el coche comienza a vibrar, pisa de nuevo el clutch para evitar que se apague y vuélvelo a sacar con mayor paciencia, si se apaga, basta con volver a arrancar y comenzar de nuevo.

Una vez en movimiento y casi de momento, debes meter la segunda velocidad, ya que la primera sólo debe utilizarse para el arranque del motor.

Para cambiar de velocidad, se debe realizar un proceso muy parecido al mencionado anteriormente: se pisa el embrague a fondo y se cambia a la velocidad que sigue (siempre en orden cronológico). Una vez cambiada la velocidad, se saca lentamente el pie del clutch mientras se revoluciona el acelerador.

Cambio de velocidades coche con transmisión manual

Es importante pisar el clutch hasta el fondo, pues si lo haces a medias, aunque sí cambiará de velocidad con normalidad estarás dañando los engranajes.

Para saber el momento exacto en el que hay que cambiar de velocidad, hay dos opciones: 1) escuchar el motor, o 2) poner atención al tacómetro.

Esta última opción es la más sencilla, ya que cuando veas que la aguja indica que las revoluciones sobrepasan las 2 mil 500 por minuto y casi llegan a 3 mil, entonces es momento de pasar a la velocidad que sigue.

Es importante hacer un paréntesis para decir que si vas manejando en una pendiente, el coche tardará más en revolucionar. Sin embargo, para hacer el cambio de velocidad es necesario que llegue a las 3 mil revoluciones, ya que esto ayudará a dar más potencia y evitará que se apague.

Escuchar al motor requiere un poco más de familiarización con el auto, pero es una alternativa efectiva a checar las RPM. La diferencia está en que debes poner atención al sonido que hace el motor y cuando sientas un cambio o escuches que el coche se está forzando, básicamente significa que éste “te está pidiendo el cambio”.

Si apenas estás aprendiendo a manejar y quieres probar esta última técnica, es aconsejable que manejes con las ventanas abajo para que puedas escuchar mejor los sonidos que emite el cofre de tu auto.

Si cambiaste de manera incorrecta de velocidad, sentirás uno o varios tirones hacia adelante, por el contrario, sabrás que lo has hecho bien cuando el cambio sea imperceptible y suave. Hacer los cambios de manera inapropiada deteriorará la transmisión de tu coche, por lo que debes poner especial atención a mejorar tu técnica.

Las velocidades

Ahora, cuando empiezas a ir más lento también es necesario que reduzcas las velocidades, por ejemplo, al dar una vuelta es aconsejable que bajes hasta segunda. La manera de hacer el cambio es exactamente igual sólo que siguiendo un orden cronológico descendente en lugar de ascendente.

Al pasar por topes o reductores de velocidad, además de apretar el freno para bajar la velocidad, deberás mantener el pie en el embrague hasta que termines de pasar por ellos.

Y al final, estacionarse de la mejor manera

Por último, para estacionarte procura dejar el coche en neutral, a menos que lo dejes en una pendiente: si la inclinación es hacia arriba -una vez apagado- deja el coche en primera. Por el contrario, si la pendiente es hacia abajo, pon la velocidad en reversa. De esta manera las ruedas no podrán avanzar si el auto llegara a moverse.

Como consejos finales:

• No mantengas la mano en la palanca de velocidades mientras no la estás ocupando. Regresa las manos al volante, porque de lo contrario estarás dañando la horquilla selectora a causa de la presión que estás aplicando sobre ella.

• Suelta el clutch por completo, es decir, no dejes tu pie reposando sobre él mientras no lo estás ocupando. Es importante para evitar el desgaste de los rodamientos y descansar tu pie.

• Evita cambiar de primera a reversa sin que el auto esté detenido ya que esto ocasionará un desgaste del embrague.

Esperamos que con estos consejos, manejar un auto de transmisión manual sea lo más sencillo y divertido para ti. Esperamos tus comentarios.

Recommended for you

10 consejos para conducir correctamente y de manera segura

10 consejos para conducir correctamente y de manera segura

Pablo Zaragoza

¿Sabes cómo manejar un auto correctamente? En Carmatch te damos 10 recomendaciones para conducir bien y con seguridad, y así mejorar tu experiencia al volante.

Ver más
Cómo encontrar una buena escuela de manejo en México

Cómo encontrar una buena escuela de manejo en México

Yazmín Reynoso Zaragoza

¿No sabes conducir y estás buscando una escuela de manejo? Te damos las recomendaciones necesarias para encontrar los mejores cursos de manejo en México.

Ver más
Las 7 personalidades de los conductores al volante

Las 7 personalidades de los conductores al volante

Yazmín Reynoso Zaragoza

¿Sabes cómo te comportas al conducir tu auto? Checa las 7 diferentes personalidades y descubre qué tipo de conductor eres.

Ver más